De gálvano- y taxis, f. Biol. Bioquím.

Se dice del mecanismo de orientación espacial que poseen ciertos gusanos platelmintos, peces y otros animales acuáticos basado en la percepción de las corrientes eléctricas de baja intensidad que se crean en el mar. En bioquímica, conjunto de fenómenos tácticos debidos a la corriente eléctrica, catódica, anódica o transversal, según que los organismos se dirijan al cátodo o al ánodo, o se coloquen de manera que su eje longitudinal sea perpendicular a la dirección de la corriente. Estos fenómenos pueden complicarse con otros de tipo traumatotáctico o quimotáctico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.