Flora Iberica: Hierbas perennes, en ocasiones –en especies extraibéricas– arbustos o lianas. Hojas no divididas, en rosetas basales, de margen entero, serrado o dentado, sin estípulas. Inflorescencias terminales o axilares, en ocasiones –en especies extraibéricas– epifilas. Flores hermafroditas, solitarias, de zigomorfas a casi actinomorfas, con 4-5 piezas por verticilo. Cáliz de lóbulos subiguales. Corola con los pétalos soldados, a veces ± bilabiada, de tubular a rotácea, con el tubo desde corto hasta tan largo como los lóbulos de la corola, estos subiguales. Estambres 5, todos fértiles, o bien solo fértiles 4 ó 2, alternipétalos, insertos sobre el tubo de la corola, inclusos o exertos; filamentos libres; anteras con tecas biloculares. Disco nectarífero ± desarrollado. Ovario súpero o ínfero –en especies extraibéricas–, unilocular, de placentación parietal, o bien –en especies extraibéricas– bilocular, de placentación axilar, con numerosos rudimentos seminales. Fruto generalmente en cápsula dehiscente, a veces en baya. Semillas muy pequeñas, numerosas, en la mayor parte de los casos con endosperma. Aproximadamente integrada por 120-135 géneros y unas 2500-3500 especies, distribuidas principalmente por las zonas tropicales.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.