Del gr. εíλωτης, de Eλος, y de -ismo, m. Bot.

Se aplica a la simbiosis cuando uno de los simbiontes, obteniendo mucho mayor beneficio de la asociación, en perjuicio del otro, parece como si lo tuviera esclavizado, cual acontece en los líquenes.