De hétero- y ciste, f. Bot.

En las familias de cianofíceas, las células especiales que se originan a partir de las vegetativas, por engrosamiento de la membrana y desaparición del pigmento asimilador. Frecuentemente, aumenta algo de tamaño y se forma un gran ectoplasto junto a cada tabique. Pueden hallarse aislados o en series de hasta una docena de elementos, y ocupar una porción terminal o intercalar en el tricoma. Se les consideran órganos parecidos al hipnociste, pero rudimentarios. A diferencia de lo que ocurre en ésto, no se obstruyen sus canales plasmodésmicos, y por lo común mueren, dando origen a células vegetativas sólo muy rara vez. Esta denominación se ha aplicado también a las grandes células que constituyen la base de sendos pelos, y que son visibles en la periferia de las costras de coralináceas (algas rodofíceas) (R. M.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.