Flora Iberica: Hierbas anuales o perennes, subarbustos, arbustos o pequeños árboles. Tallos híspidos, tomentosos o con tricomas escuamiformes, raramente glabros. Hojas indivisas, lobadas o digitadas. Flores solitarias, a veces en inflorescencias terminales racemiformes o corimbiformes por reducción de las hojas superiores. Pedúnculo generalmente articulado. Epicáliz (ocasionalmente inexistente) de 5-20 piezas libres o soldadas a la base del cáliz, no foliáceas. Cáliz 5-lobado, persistente en el fruto. Pétalos mucho más largos que el cáliz, generalmente de colores vivos. Ovario 4-5-locular; lóculos con 2-numerosos rudimentos seminales; estilos 5, libres en la parte superior; estigmas terminales, capitados. Fruto en cápsula, globosa u ovoidea, no lobada, loculicida; lóculos 2-polispermos. Semillas reniformes, glabras o ± pubescentes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.