La técnica de mapeo genético que utiliza sondas fluorescentes para el análisis de las aberraciones cromosómicas y las anomalías genéticas (fluorescent in situ hybridation [FISH]).