La forma relativamente común de hiperlipoproteinemia que se caracteriza por una elevación ligera de los niveles de colesterol, una elevación moderada de los triglicéridos y una elevación de la VLDL, proteína transportadora normal de los triglicéridos; se asocia con un aumento de los factores de riesgo para la aterosclerosis coronaria.