Med.

Es un trastorno familiar que se presenta en los lactantes y se caracteriza por la formación subperióstica de hueso en muchos huesos, lo que provoca tumefacciones óseas y dolor a la palpación en las zonas afectadas. El niño también tiende a tener fiebre con frecuencia y a estar irritable. La mandíbula es el hueso afectado con mayor frecuencia; el trastorno desaparece durante la infancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.