Med.

Se aplica a la presión arterial elevada asociada con varias enfermedades primarias, que pueden ser renales, pulmonares, endocrinas o vasculares.