Flora Iberica: Hierbas perennes, glabras. Tallos simples, emergentes, con raíces adventicias en los nudos inferiores; rizoma rastrero. Hojas emergidas patentes; las sumergidas, reflejas. Flores axilares, sésiles o subsésiles. Cáliz con (2)4 lóbulos pequeños, a veces subentero. Estambre con filamento muy acrescente durante la antesis. Estilo papiloso, a menudo situado en el surco que dejan entre sí las dos tecas de la antera. Fruto liso, coronado por un reborde formado por el resto de los lóbulos calicinales.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *