El episodio de enfermedad psicógena que afecta a un gran grupo de personas a la vez, como los juicios por brujería del siglo XVII; el comportamiento irracional de un grupo o multitud producto de una excitación.