Med.

Se aplica al animal en el que se desarrollan las fases intermedias de un parásito, pero que no se reproducen de forma sexual; el ser humano es huésped intermedio de los parásitos del paludismo.