Del gr. ὑδρο- y φυτόν, f. Bot.

Expresión latina aplicada por H. Del Villar para expresar la vegetación propia de un medio acuático, en todo o en parte (hydrophytia lato sensu). Se divide, por este concepto, en holohydrophytia, para la vegetación cuyo medio es exclusivamente el agua o el suelo sumergido, no entrando en contacto con el aire, sino, todo lo más, en la superficie líquida; y helophytia, vegetación anfibia, característica de lagos o pantanos, compuesta de plantas que arraigan en el fondo sumergido, atraviesan con su tallo la masa acuática, y desarrollan sus hojas, flores y frutos en el medio aéreo, como ocurre, verbi gratia, con el género Typha (HV.).

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.