Del gr. ὑδρο-, y stadion, m. Bot.

Expresión grecolatina neutra, masculina en castellano, que indica el stadion de la holohydrophytia (aguas saladas) o a la limnophytia (aguas dulces). El primero comprende: nereidas, que aquí son halonereidas, fijas en fondos de roca viva; y enhálidas, que se fijan en fondos sueltos. Y el de la limnophytia, paralelamente: nereidas, aquí limnonereidas, fijas en fondos de roca, y limneas, fijas en fondos sueltos (HV.).