Flora Iberica: Hierbas anuales, erectas o ascendentes, viloso-hirsutas, inermes. Hojas imparipinnadas, con folíolos enteros; las basilares a menudo en apariencia simples; estípulas ± setáceas, glanduliformes, caedizas. Inflorescencias en glomérulos, paucifloras o multifloras, bracteadas, pedunculadas; bráctea pinnati- o palmatisecta, de apariencia foliar. Flores sésiles o subsésiles. Cáliz ovoide o tubular, recto o incurvo, con la boca del tubo oblicua, persistente y escarioso en la fructificación, acrescente o no. Corola caduca o marcescente, con pétalos unguiculados, glabra, amarilla; estandarte más largo que las alas y la quilla, con el limbo truncado, hastado o sagitado; alas con la zona proximal del margen superior replegada sobre la quilla; quilla obtusa o aguda, apiculada o no. Androceo diadelfo, glabro; filamentos mazudos, dilatados bajo la antera; anteras basifijas y subdorsifijas, no apiculadas. Ovario con dos o más rudimentos seminales uniseriados, glabro; estilo filiforme, arqueado o acodado, ensanchado hacia la mitad o en el tercio superior; estigma capitado. Fruto indehiscente, arrollado, arqueado o recto, exerto o incluso, subsésil o estipitado, septado, con (1)2-12 semillas, con pericarpio coriáceo, glabro o piloso. Semillas globosas o reniformes, rugulosas o granulosas. x = 6, 7.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.