Del lat. inspiratĭo, -ōnis, f. Fisiol. Art. y Ofic. Teol.

Acción y efecto de inspirar. Cosa inspirada, en cualquier acepción figurada de inspirar. En fisiología, la inhalación, proceso por el cual el aire entra en los pulmones a través de la boca y la nariz, por acción del diafragma y los músculos intercostales externos que aumentan el volumen y reducen la presión dentro de la cavidad torácica: respirar por la nariz permite filtrar, calentar y humidificar el aire durante la inspiración. En arte y oficio, el efecto de sentir el escritor, el orador o el artista aquel singular y eficaz estímulo que le hace producir como si fuese espontáneamente y sin esfuerzo. En teología, el influjo carismático de Dios sobre los autores de la Biblia. Ilustración o movimiento sobrenatural que Dios comunica a la criatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.