Del lat. institutĭo, -ōnis, f. Educ. Sociol. y Der. Med. y Dep. Polít.

Establecimiento o fundación de algo que antes no existía: establecido, fundado. En educación, en sentido prístino instrucción, educación, enseñanza. Actualmente se aplica a la colección metódica de los principios o elementos de una ciencia, de un arte, etc. En sociología y derecho, cada organización fundamental de un Estado, nación, sociedad, etc. La institución es una entidad o actividad reconocida en la sociedad y que comprende patrón de comportamiento establecido y regido por regla. La institución abarca cualquier actividad practicada por grupo u organización (por ejemplo, el estado, el sistema educativo, la ley, la familia, la economía, la religión, etc.) que afronta cierto problema social importante y persistente. En ciencia del deporte, muchos consideran el deporte una institución social porque muestra una evidente organización; representa una forma única de actividad social; aporta una base de identidad social, y puede actuar como agente de control social. En política, se aplica al organismo instituido para gobernar o desempeñar una función fundamental en un estado, nación o sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.