Med.

La instilación de una solución medicamentosa en el conducto auditivo externo del oído. Se pide al paciente que gire la cabeza hacia un lado, de forma que el oído a tratar se sitúe hacia arriba. Las gotas de medicación se dirigen hacia la pared interna del conducto. A continuación se presiona el trago sobre el conducto auditivo para asegurar que las gotas permanecen en un interior.