Med.

La instilación de una solución medicamentosa en los orificios nasales mediante un cuentagotas o un atomizador, con un envase de paredes deformables. El paciente debe mantener cerrado uno de los orificios nasales mientras aplica el nebulizador en el orificio nasal contrario. Los atomizadores nasales se administran con el paciente en posición sentada.