Del lat. instinctus, m. Biol. y Med.

En sentido prístino instigación o sugestión. En biología y medicina, conducta innata y no aprendida que se transmite genéticamente entre los seres vivos de la misma especie y que les hace responder de una misma forma ante una serie de estímulos. La respuesta compleja, adaptativa y no aprendida; un patrón fijo y no aprendido de reflejo: si la respuesta es aprendida, el patrón de comportamiento se denomina hábito. El instinto es un complejo de reacciones exteriores, determinadas, hereditarias, comunes a todos los individuos de la misma especie y adaptadas a una finalidad, de la que el sujeto que obra generalmente no tiene conciencia. Por extensión, toda actividad, especialmente mental, adaptada a una finalidad, que entra en juego espontáneamente sin que sea el resultado de la experiencia ni de la educación, y sin que exija reflexión. El impulso natural e interior que provoca una acción o un sentimiento sin que se tenga conciencia de la razón a la que obedece: capacidad natural para percibir y valorar con rapidez y facilidad una cosa.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.