Med.

El descenso brusco del gasto cardíaco como consecuencia de causas cardíacas o extracardíacas, que lleva a hipoxia tisular; si no se controla inmediatamente, la situación suele progresar al estado de shock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.