El trastorno hereditario caracterizado por la ausencia de las enzimas necesarias para metabolizar la fructosa. Los síntomas comprenden: sudores, temblor, confusión y molestias digestivas, con vómitos y ausencia de crecimiento en el lactante.