Med.

Se define como la situación en la que un paciente tiene riesgo de sufrir una falta de energía fisiológica o psicológica para soportar o completar las actividades diarias necesarias o deseable: diagnóstico de enfermería aceptado por la Seventh National Conference on the Classification of Nursing Diagnoses.