El estado de la persona, que parece que nos tiene divididos en dos. Algunos psicólogos de renombre les han denominado de muchas formas e igualmente enseñado según sus respectivas teorías a vivir con ello, con algún grado de solvencia psicológica: ver teoría de la inversión.