Del lat. famelĭcus, m. Veter.

Se dice del caballo flaco y desgarbado, por hambriento, suele tener las patas poco proporcionadas con el resto del cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.