Flora Vascular de Andalucía Occidental: Perennes, frecuentemente rizomatosas, o anuales, glabras. Hojas envainantes, todas basales, o con hojas basales a veces reducidas a vainas, y hojas caulinares glabras; limbo plano, canaliculado, convoluto, cauliforme o cilíndrico, con tabiques transversales (septado) y unitubuloso, o pluritubuloso (también con divisiones internas longitudinales) y con todos los tabiques transversales de los distintos tubos a alturas diferentes (imperfectamente sentado). Inflorescencia cimosa, con flores frecuentemente reunidas en cimas drepaniformes, fascículos o glomérulos en las ramas terminales. Androceo con 3 ó 6 estambres. Cápsula uni o trilocular, con numerosas semillas. Semillas lisas estriadas o reticuladas.

 

Flora Iberica: Hierbas anuales o perennes, éstas generalmente rizomatosas, con menor frecuencia estoloníferas, rara vez con tubérculos en la base de los tallos o intercalados en las raíces, glabras. Tallos erectos o ascendentes, a veces con nudos radicantes o sumergidos, cilíndricos o aplanados, lisos o estriados. Hojas todas basales o bien dispuestas tanto en la base como a lo largo de los tallos, a veces todas o sólo las inferiores sin lámina o con una lámina vestigial; vainas abiertas en la parte superior, generalmente con márgenes escariosos, a veces prolongados en dos aurículas; láminas planas, canaliculadas, convolutas, semicilíndricas o cilíndricas, a veces septadas y con nudos visibles exteriormente. Inflorescencia terminal o pseudolateral, compleja, con aspecto de antela compuesta, formada por cimas irregulares, dicasiales o drepaniformes que llevan flores aisladas o agrupadas en fascículos cimosos o en capítulos racemosos; bráctea inferior de la inflorescencia foliácea, pareciendo a veces la continuación del tallo; bractéolas involucrales presentes o no. Flores generalmente casmógamas, rara vez cleistógamas, subsésiles o cortamente pediceladas; perianto constituido por dos verticilos de tépalos, 3 externos y 3 internos, iguales o desiguales entre sí, generalmente con márgenes escariosos, de color variable entre el verde, el castaño rojizo y el pardo muy obscuro. Androceo formado por 3-6 estambres opuestos a los tépalos, casi siempre más cortos que el perianto, rara vez exertos; anteras basifijas; filamentos connatos en la base, ± adnatos a la base de los tépalos en la desecación. Ovario con 3 lóculos completamente separados o no; estilo cilíndrico; 3 estigmas generalmente exertos y ± patentes, a veces convolutos, retrorsos o enrollados helicoidalmente. Fruto de tipo cápsula, unilocular, triseptado o trilocular, con dehiscencia loculicida. Semillas numerosas, con testa frecuentemente reticulada o con estrías longitudinales, a veces lisas, con frecuencia con apéndices formados por la prolongación de la testa; embrión pequeño.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.