Fís.

Ley que describe la relación entre la presión y el volumen de un gas perfecto. Postula que a una temperatura constante, el volumen (V) de una cantidad dada de gas es inversamente proporcional a la presión (P) que actúa sobre el gas; es decir, V es proporcional a 1/P. Por tanto, si aumenta la presión de un gas, se produce un descenso proporcional del volumen. Por el contrario, si disminuye la presión, aumenta el volumen del gas: por ejemplo, cuando un buzo emerge, se expanden los gases contenidos en sus pulmones (enfermedad del buzo).