La ley termodinámica, implicada en el cambio térmico, una consecuencia de la ley es que el calor no se puede transferir por ningún proceso autónomo ininterrumpido de un cuerpo más frío a otro más caliente, lo cual significa que la eficacia de la transformación de energía es imperfecta y algo de energía libre escapa del sistema, normalmente en forma de calor.