Psicol.

La ley establece que, el aprendizaje depende de la prontitud de reacción, lo cual facilita el fortalecimiento del lazo entre estímulo y respuesta. Por tanto, es más probable que el motivado y con ganas de aprender sea más receptivo al aprendizaje que el que está desmotivado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.