Fís.

La ley establece que la resistencia creada por un cuerpo mientras se desplaza por un líquido (arrastre) varía aproximadamente con el cuadrado de su velocidad. La ley se aplica, por ejemplo, a un nadador que nada estilo crol y que, al doblar la velocidad del movimiento braquial, aumenta por cuatro la resistencia que opone al movimiento hacia delante.