Fisiol.

La ley establece que el tamaño de una estructura corporal se modifica por el grado en que se emplea; se aplica sobre todo al hueso y músculo. El que se emplea con regularidad experimenta una tensión adecuada (principio de la sobrecarga progresiva) y responde con hipertrofia. El que no se emplea regularmente responde con atrofia (ley de Wolff).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.