En ingl., sex-linked, Gen.

Tendencia de ciertas características heredadas a ocurrir con más frecuencia en un sexo que en otro. Por ejemplo, la ceguera para los colores rojo y verde y la hemofilia afectan al hombre más que a la mujer. Esto se debe a que los genes que gobiernan la visión normal y la adecuada coagulación están en el cromosoma sexual X. Las mujeres, que tienen dos cromosomas X, pueden suplir un alelo patológico, con la dominancia del otro. Sin embargo, el hombre, que tiene un alelo patológico en su cromosoma X, presentará la anormalidad porque no posee un segundo cromosoma X que le libere de ella.