Flora Iberica: Hierbas anuales o perennes, anfibias, de pequeño porte, acaules, a menudo estoloníferas, a veces cespitosas, glabras. Hojas en roseta, de oblongo-lineares a elíptico-espatuladas, enteras, pecioladas. Flores axilares, solitarias, actinomorfas o levemente zigomorfas, pentámeras o por excepción tetrámeras, largamente pediceladas. Cáliz campanulado, con (4)5 sépalos libres hasta aproximadamente la mitad, iguales. Corola rotácea o subcampanulada, con (4)5 pétalos iguales o casi iguales entre sí, con el limbo patente o subpatente, igual o algo más corto que el tubo, blanca con tonos violetas o rosados, con algunos pelos cortos en la cara interna de los lóbulos. Androceo con 4 estambres subiguales, exertos; anteras con dehiscencia transversal-apical, uniloculares, no mucronadas, glabras. Gineceo con ovario casi bilocular, con tabique incompleto en el ápice; estilo persistente; estigma capitado. Fruto en cápsula, septicida, de ovoide a subesférica, glabra. Semillas numerosas, subcilíndricas, ligeramente arqueadas, reticuladas, pardas.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *