Flora Iberica: Hierbas anuales, glabras casi por completo, salvo algunos tricomas minúsculos, tectores o raramente glandulíferos. Tallos de postrados a erectos, ± difusos. Hojas opuestas, de elípticas a anchamente ovadas, enteras o denticuladas, curvinervias, con tricomas minúsculos en el margen, sésiles o subsésiles. Flores axilares y solitarias, zigomorfas, casmógamas o cleistógamas, pediceladas; sin bractéolas. Cáliz regular, con 5 sépalos libres casi hasta la base, subiguales, linearlanceolados, agudos, con tricomas minúsculos. Corola bilabiada, de un rosa pálido o lila, glabra o con algunos pelos en la garganta; tubo estrecho y campanulado; labio superior emarginado y erecto, más corto y estrecho que el inferior, éste trilobado y patente. Androceo con 4 estambres fértiles, didínamo, o 2 fértiles y 2 estaminodios, inclusos o con las anteras un poco salientes; anteras con dehiscencia longitudinal completa, no mucronadas, glabras. Gineceo con ovario unilocular o bilocular, con el tabique casi reabsorbido o no; estilo persistente en el fruto o a veces caedizo; estigma casi bilobado, laminar, prontamente curvado tras la polinización. Fruto en cápsula, septicida, bivalva, de elipsoide a casi esférica, glabra. Semillas numerosas, elipsoides o subcilíndricas, algo curvadas, con leves ángulos longitudinales y pequeñas fovéolas transversales, pardo-amarillentas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.