Del lat. luxatĭo, -ōnis,

Acción y efecto de luxar. En medicina, dícese de la separación completa (desplazamiento) de los huesos articulados debido a que la articulación se ve forzada más allá de su amplitud máxima pasiva. La articulación se vuelve inmóvil e inestable, pero el paciente refiere poco dolor a menos que el hueso desplazado haga presión sobre un nervio. Se requiere mucho cuidado cuando se devuelve un hueso a su lugar correcto, ya que una persona sin preparación puede causar grandes daños a los vasos sanguíneos y nervios. Es bastante fácil que una persona hábil vuelva a colocar un hueso luxado (tal vez se vuelva a alinear automáticamente) al cabo de pocas horas de producirse la lesión. Sin embargo, si el tratamiento se retrasa, la afección suele ser de difícil corrección porque los ligamentos dañados durante la lesión tienden a juntarse. Compara con subluxación. En patología, dícese de la dislocación de un hueso o desplazamiento permanente de las superficies de los huesos de una articulación. Compara con luxación recurrente.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.