Del neol. lat. mycelium. m. Bot.

Talo de los hongos, formado por células desprovistas de cloroplastos, heterótrofas, por consiguiente, reunidas en filamentos llamados hifas. Constituyen una maraña, no pudiendo hablarse de un verdadero tejido, sino de un pseudotejido o falso tejido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.