Del gr. μιτοῦν, y - osis, f. Biol.

División normal del núcleo en la que se diferencian los cromosomas y éstos se reparten según su longitud, de forma que resultan dos núcleos hijos con el mismo número de cromosomas del núcleo padre. La importancia de la de la mitosis radica en que cada célula hija queda con el mismo complejo cromosómico de la célula madre inicial, esto es, del zigoto. Los genes o partículas hereditarias contenidos típicamente en los cromosomas se reparten también equitativamente en las células hijas. La mitosis comprende cuatro o cinco fases, según que se tome en cuenta o no la llamada prometáfase (sinónimo de metafase). En la profase, los cromosomas se presentan como finos filamentos; cada uno de ellos, se compone de dos acoplados, por que están ya divididos longitudinalmente, y además arrollados de manera helicoidal. Durante la profase, los cromosomas se acortan por nuevo arrollamiento y sobre ellos se deposita la matriz, cromatina formada principalmente por ácido timonucleico y proteína tipo básico. En algunos casos, los cromosomas se toquen por sus extremos, donde pueden fusionarse si tiene heterocromatina en dichos extremos. Al final de la profase, los cromosomas van a disponerse en la llamada placa ecuatorial, en la parte media del huso acromático; a veces, a esta fase con movimiento de los cromosomas se la designa con el nombre de prometáfase o metacinesis. Entretanto, el nucléolo se ha desintegrado y hacia el final de la profase se desintegra también la membrana nuclear; se ha formado asimismo el huso acromático, que se extiende de uno a otro polo de la figura mitótica. Los cromosomas, por medio del centrómero o de los centrómeros, establecen conexiones con las fibras del huso. Entonces se forma la placa ecuatorial o placa metafásica, y la fase correspondiente se llama metafase. Durante ella, el centrómero, que se conservó indiviso o funcionó como tal, se divide bruscamente; los centrómeros, y después el cromatidio, empiezan a dirigirse hacia los polos, y se inicia la anafase. Se trasladan a cada polo tantos cromatidios o medios cromosomas (cromosoma dividido longitudinalmente) cuantos eran los cromosomas de la célula en división. Siendo así que los genes están distribuidos en los cromosomas según la longitud de éstos, la cariocinesis es un mecanismo de distribución igualitaria de genes en las células del organismo, que resultan totipotentes en relación con los genes heredados a través de huevo. A la anafase sigue la telofase, dedicada a la reconstitución de los núcleos. La cromatina se desintegra, y , por lo regular, queda sólo parte de ella en los cromocentros (regiones heterocromáticas) y en algunos cromómeros. El nucleólo se reconstituye en contacto con las zonas nucleolares de ciertos cromosomas; aunque su propia substancia aparece en diversos puntos del núcleo. Y se forma, finalmente, una membrana nuclear que lo separa del citoplasma. A la división nuclear sigue la citocinesis o división citoplasmática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.