De mora y -al; del lat. morālis, adj. Bot. Filos. y Psicol.

Perteneciente o relativo a la mora. Perteneciente o relativo a la conciencia individual. En botánica, el árbol de tronco grueso y recto, hojas acorazonadas ásperas y dentadas y fruto comestible (mora). La mora es un árbol de la familia moráceas (Morus nigra), de hojas pubescentes acorazonadas, flores en amento e infrutescencia en sorosis y forma de baya, moradas. En filosofía y psicología, relativo a los valores o costumbres que se consideran buenos, según la concepción del bien y el mal de una comunidad; que es conforme a las costumbres que se consideran buenas en una comunidad: comportamiento humano, en especial la distinción entre lo que está bien y lo que está mal. La moral es un conjunto de reglas que se consideran buenas para dirigir o juzgar el comportamiento de las personas en una comunidad; grado de confianza mental, autocontrol y disciplina de una persona o grupo: la moral de cada pueblo está relacionada con sus costumbres y su forma de vida. Se aplica a la ciencia o doctrina de la conducta y de las acciones humanas en orden a su bondad o malicia. La moral se divide en teórica (ética) y práctica. Por su forma se clasifica en autonómica y heteronómica. Dícese del conjunto de facultades del espíritu, por contraposición a físico; especialmente en las colectividades, disposición de ánimo para el cumplimiento de su misión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.