Flora Iberica: Perennes, herbáceas, de gran porte. Tallos falsos, formados por el conjunto de las vainas de las hojas que se abrazan unas a otras. Rizoma ramificado o no, a veces monocárpico. Hojas en disposición helicoidal, con la vaina abrazadora, lámina oval, con un marcado nervio medio longitudinal, del que perpendicularmente arrancan los secundarios, que llegan al margen y por lo que con frecuencia se rompe la lámina, lo que le da un aspecto particular. Inflorescencias largas, espiciformes, sobre un largo pedúnculo curvo que la convierte en péndula. Flores generalmente unisexuales, zigomorfas, dispuestas en grupos, las basales femeninas, las terminales masculinas, con el perianto formado por tres segmentos petaloideos. Ovario ínfero, con tres carpelos soldados y numerosos rudimentos seminales cada uno; estilo filiforme y estigma lobado. Estambres 5 y un estaminodio. Fruto en baya carnosa. La familia está integrada por dos géneros, Musa L. (c. 40 especies) y Ensete Horan. (c. 6 especies) distribuidos por las zonas tropicales e intertropicales de América, Asia, islas del Pacífico y N de Australia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.