Flora Iberica: Arbustos glabros con ramas de corteza pardo-rojiza; ramillas caducas. Hojas pequeñas, planas o ± involutas, las situadas en las ramillas imbricadas. Inflorescencia en racimo espiciforme. Flores hermafroditas, pentámeras, con el cáliz y la corola ± persistentes. Estambres soldados parcialmente por los filamentos en un tubo corto. Estigma capitado, trilobado. Fruto en cápsula. Semillas con penacho estipitado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.