Med.

Se dice de la lesión renal causada por un medio de contraste, que se suele producir en pacientes ya debilitados por otra enfermedad, como la diabetes mellitus. Se observa una pronunciada disminución de la tasa de filtración glomerular tras la administración del agente, y una recuperación a los pocos días de la función renal previa.