Del lat. nervatus, der. de nervus, adj. Arq. Bot.

Provisto de nervios; que tiene nervios. En arquitectura, se aplica a la bóveda que proyecta exteriormente los arcos que la forman: en las catedrales góticas las bóvedas suelen ser nervadas. En botánica, que tiene nervios o venas, como las hojas de las plantas superiores; se opone a enervio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.