Med.

Se dice del niño de 12 y 36 meses de edad que, durante este período de desarrollo el niño adquiere el sentido de autonomía e independencia mediante el aprendizaje de varias tareas especializadas, como, por ejemplo, el control de las funciones corporales, el refinamiento de las habilidades motoras y del lenguaje y la adquisición de una conducta socialmente aceptable, especialmente tolerar una gratificación tardía y la aceptación de la separación de la madre o de los padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.