Flora Iberica: Anuales o perennes, herbáceas, erectas o decumbentes. Tallos no articulados. Hojas alternas pecioladas, cordiformes o hastadas. Inflorescencia espiciforme, compuesta de cimas paucifloras (1-3 flores), axilares, con brácteas semejantes a las hojas. Flores hermafroditas. Perianto pentámero, formado por piezas herbáceas, ligeramente carinadas y soldadas en la base. Estambres 5, oposititépalos, con los filamentos soldados en la base en un disco carnoso. Ovario semiínfero, soldado con el receptáculo y engrosándose en la fructificación. Frutos solitarios, subesféricos, caducos en la madurez y dehiscentes por medio de un opérculo. Semillas verticales; perisperma abundante; embrión anular.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.