Se aplica a la tendencia patológica a continuar, mantener o repetir una determinada actividad, sin que ello se deba a motivo fisiológico o mecánico.