Del gr. πἐρθω, y φυτόν, m. Bot.

Siguiendo a Münch, el vegetal que se desarrolla sobre tejidos muertos de un organismo vivo (F. Q.). Se aplica al parásito que mata las células de su hospedante y luego extrae de ellas la substancias de que se nutre, saprofíticamente: los pertófitos son necrótrofos (R. M.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.