Flora Iberica: Plantas herbáceas, perennes, con cepa leñosa, glabras o con algún que otro pelo, a veces glandulosas o viscosas. Hojas opuestas, enteras, sin estípulas. Flores pentámeras, hipóginas, dispuestas en cimas dicótomas terminales. Cáliz de una pieza, con 10 nervios, 5 de ellos comisurales. Pétalos 5, de prefloración imbricada y de color blanco, rosa o rojo purpúreo, compuestos de uña recta, lá­mina patente, entera o emarginada, y 2 lígulas coronales, erecto-arqueadas. Estambres 10. Estilos 5, episépalos. Cápsula unilocular, con carpóforo, dehiscente por 5 dientes episépalos. Semilla subreniforme, con estrofiolo compuesto de pelos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.