Med.

La lesión producto del contacto de la piel con una medusa, animal marino de cuerpo gelatinoso en forma de campana y numerosos tentáculos péndulos que contienen estructuras ponzoñosas. En la mayoría de los casos se produce un verdugón rojo, a tensión, en la piel. En algunos casos, dependiendo de la sensibilidad de la persona y del tipo de medusa, se puede producir dolor local intenso, náuseas, debilidad, lagrimeo excesivo, secreción nasal, espasmos musculares, dificultad en la deglución, sudoración y disnea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.