En semiología, componente de los signos referido a su significado, en oposición al plano de la expresión.