Flora Iberica: Árboles simpódicos, monoicos, anemófilos. Yemas axilares, envueltas por la base dilatada del pecíolo. Hojas alternas, generalmente palmatinervias, caducas; estípulas soldadas inferiormente al pecíolo, libres y dilatadas en la parte distal. Flores de trímeras a octómeras, con envoltura doble, las de cada sexo reunidas en inflorescencias globosas; pétalos que frecuentemente faltan por completo en las flores femeninas; anteras biloculares, coronadas por el conectivo dilatado; flores femeninas hipóginas; ovario con los carpelos libres, 1(2) ovulados; estilos lineares, con la zona estigmática a lo largo de la cara interna del ápice ± dilatado; rudimentos seminales ortótropos. Infrutescencia globosa (poliantocarpo), formada por numerosos aquenios rodeados de pelos y coronados por el estilo persistente. Semillas sin endosperma.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.